MeM 003: Mecánica Automotriz Acelerador a fondo, una diversión cara

Downsizing, start-stop, carrocerías más livianas, alternancia de cilindros, hasta control electrónico de inyección para un consumo más reducido.

Hoy todas las estrategias posibles están disponibles en el mercado automotriz con el fin de reducir el consumo de combustible en los vehículos.

Mecánica Automotriz

Seguramente te preguntes  ¿Cómo se mide el consumo?

Esta pregunta es un poco engañosa, ya que vemos valores de consumo urbano, sub-urbano y extra-urbanos que distribuyen los mismos fabricantes del vehículo.

En realidad, los procesos de homologación de un vehículo establecen que se debe conducir sobre el banco de prueba de rodillos un ciclo de conducción típico de acuerdo al mercado donde el vehículo será comercializado (EU, USA, Japón, etc.).

Durante esta prueba se miden las emisiones y el consumo de combustible.

Estos ciclos representan un trayecto “promedio” de un conductor, y, de acuerdo a las especificaciones, puede comenzar con un arranque en frio (o caliente), y las velocidades son más bien urbanas con aceleraciones bajas o moderadas.

¿Es el consumo promedio representativo a cómo conduzco?

A menos que las aceleraciones moderadas ya te produzcan vértigo, o que tu auto tenga suficiente potencia (de forma tal de no exigirle mucho para obtener un poco de aceleración), o que tu edad sea superior a 70 años, diría que el consumo medido no representa forzosamente tu consumo real.

Básicamente casi todo el mundo intenta adelantar a otros vehículos, acelera bruscamente (sin necesariamente ir con el acelerador a fondo), supera las 2000-2500 rpm, o incluso acelera para luego tener que frenar (en lugar de no acelerar y dejar que el vehículo se vaya frenando sólo hasta llegar al semáforo).

Si alguna de estas características de conducción coincide con las tuyas, entonces definitivamente tu consumo será mayor al del obtenido durante los ensayos de homologación.

Cómo respaldar esta teoría

Una revista alemana especializada en vehículos realizó una prueba de consumo para ver cuál puede ser la diferencia entre el consumo declarado en la homologación y el real cuando el conductor decide pisar el acelerador a fondo. Esto es decir, obtener el consumo a velocidad máxima.

La prueba consistió en conducir 70km sobre el mismo circuito a velocidad máxima (y constante) y con la marcha a la cual se obtiene la Vmax.

Los vehículos fueron pesados antes y después de la prueba para medir el consumo en función del peso de combustible utilizado.

Los vehículos ensayados fueron de distintas categorías, desde deportivos, alta gama, utilitarios hasta algunos vehículos medianos.

Los resultados…

tabla_2

tabla_1

tabla_3

Los valores declarados durante la homologación son los más optimistas posibles, mientras que los obtenidos en esta prueba fueron los más elevados posibles. Cualquier otra manera de conducción arrojará resultados entre estos dos extremos.

Vale aclarar que la velocidad máxima no suele darse en la última marcha, ya que por lo general el motor no tiene par suficiente para llegar a las rpm máximas en las marchas superiores. Como regla general, en un vehículo de 8AT la velocidad máxima se ubicará en la 6 marcha.

grafico2

grafico

El consumo de combustible y las emisiones se ven modificados en factores entre x2.5 a x5.5 aproximadamente (de acuerdo a la motorización).

Las motorizaciones más potentes son las que tienen la mayor variación. Esto se debe a que el ciclo de homologación representa para ellos una carga muy baja, mientras que el mismo ciclo para un motor de menor potencia implica una carga parcial relativamente elevada.

Esta prueba nos deja en claro que si bien conducir a máxima velocidad (y por ende a máxima potencia) puede ser divertido, el consumo y las emisiones serán bastante más elevados que lo declarado en las fichas técnicas.

La próxima vez que agarres la ruta, reduce el consumo, piensa en el medioambiente y llega seguro al destino. Ahora sabes que la única manera de lograrlo es levantando el pie del acelerador.

Bájate "10 Razones"

Más sobre Mecánica Automotriz

Otros artículos de interés

Si te gusta, compártelo con tus amigos

No hay aún comentarios

Deja un comentario