Mario Patiño: Ingeniero Electrónico en la Industria Automotriz

El auto ya no es un espacio único para mecánicos. Hoy en día las diferentes ingenierías tienen participación en el mundo del diseño y desarrollo de vehículos. Industria automotriz.

Mario Patiño nació en Maracaibo, Venezuela, y fue al colegio Alemán. Desde muy temprano sintió una fuerte influencia por sus maestros alemanes. Tal vez eso generó en él un interés por Alemania como país.

Pero la pasión por la electrónica empezó mucho antes. Cuando tenía 7 años Mario descubrió un libro de electricidad con experimentos de física y química. A esa edad decidió que quería ser Ingeniero Electrónico.

Mario nos cuenta sus primeros pasos

Mi hobby y mi pasión siempre fueron hacer circuitos, diseñar robots con cajas de zapatos y mecanismos eléctricos.

La carrera de ingeniero electrónico no existía en Maracaibo y por ese motivo fui a estudiar a Caracas. En ese momento la universidad apropiada para ingeniería y ciencias puras era la Universidad Simón Bolívar.

El examen de admisión en ese entonces era muy difícil. No obstante logré ingresar y comenzar mi carrera. Una de las cosas que me parecieron más interesantes de la universidad era que tenía un convenio para hacer un intercambio en Alemania y poder hacer el último año de carrera allí.

screen-shot-2016-10-02-at-20-30-41Una vez que me inscribí para ese intercambio entendí que la competencia no fue muy grande, ya que todos querían ir a Estados Unidos, Inglaterra o Francia.

El intercambio fue financiado por mi familia. No he tenido ayuda económica o becas. Ni bien llegado a Karlsruhe, Alemania, busqué trabajo en un laboratorio. Eso fue un ingreso económico que me permitió colaborar con mis padres.

Trabajé en el laboratorio de telecoperación del Instituto de Investigaciones de Karlsruhe.

Hacíamos pequeños aparatos electrónicos que se comunicaban entre sí. Eso era antes de que el bluetooth fuera un estándar.

Una vez que tuve que realizar el proyecto de grado, me retiré del instituto y comencé en el Instituto de Información Industrial, Universidad de Karlsruhe.

Por casualidad hice un proyecto relacionado con los automóviles. En ese laboratorio se estaban haciendo análisis de la dinámica del vehículo. Tenían ciertos problemas en condiciones de derrape ya que no contaban con información exacta de la velocidad del automóvil.

Si bien habían ciertos métodos por radares o láser que permitían hacer una medición sin contacto de la posición y velocidad del vehículo, esos métodos eran muy costosos.

Este problema fue lo que originó mi proyecto, que consistió en investigar qué otras opciones habían. Finalmente desarrollé un método óptico.

El sistema consistía en la utilización de cámaras y un principio de fotogrametría en el que tomábamos fotos sucesivas del asfalto a alta velocidad y con un dsp procesábamos esas señales y determinábamos la velocidad del vehículo.

Una vez terminado mi proyecto de grado tuve que regresar a Venezuela a cursar las últimas materias y recibirme como ingeniero.

Después de ese año en Karlsruhe quedé fascinado con el país y las posibilidades que este ofrecía.

Una vez terminada la carrera busqué trabajo en Venezuela durante unos 6 meses. Si bien tuve un par de entrevistas no había nada concreto.

Mi experiencia en Alemania fue tan positiva que mientras buscaba trabajo en Venezuela también envié curriculums a empresas alemanas deseando obtener algún tipo de respuesta.

Manuel_4Finalmente di con un gerente de una compañía de auto electrónica en Mannheim que estaba buscando un ingeniero con mi perfil. Me ofrecieron hacer una maestría en Mannheim y trabajar en el laboratorio medio tiempo de prueba.

Una vez en Mannheim realicé mi posgrado en tecnologías de la información. Las computadoras u ordenadores como la programación a “bajo nivel” era lo que más me interesaba.

Buscando material para hacer mi proyecto de master aplicado a tecnologías para medicina fui a una conferencia de Texas Instruments. Allí conocí a un ingeniero que estaba trabajando para Bosch Motorsports en proyectos para Le Mans.

Durante nuestra charla este ingeniero me comenta que su puesto iba a quedar libre ya que estaba planeando regresar a su país, Portugal.

Siempre me gustó Motorsports (automovilismo deportivo y Fórmula 1) y después de esa conversación decidí enviar mi curriculum para trabajar en Bosch. Sin duda el mundo del automovilismo es muy diferente al de la medicina.

¿Por qué crees que Bosch se interesó en ti?

Creo que estuve en el momento y lugar adecuado. En ese momento estaban necesitando ingenieros que tuvieran conocimientos de microcontroladores.

Muchas veces cuando se estudia electrónica uno aprende muchas cosas de manera superficial.

El hecho de que me profundizase en microcontroladores hizo que mi perfil sea particular y específico.

¿Qué hiciste en Motorsports?

En Motorsports hacíamos el controlador del motor para los autos de carrera de Le Mans del prototipo 2 de Porsche y la serie de Grand American. Yo comencé en la etapa en que se estaba seleccionando el controlador único para la serie de Grand America.

Ese controlador motor era para gestionar la inyección, el encendido, el turbo, la presión del turbo, detección del golpe motor y control de otros sistemas.

¿Cuánta gente trabajaba en ese proyecto?

Éramos un grupo de tres ingenieros electrónicos que nos dedicábamos al software para la gestión motor y otros tres que trabajaron en crear el hardware. Este proyecto fue de aproximadamente un año y medio.

¿Cuál fue tu siguiente paso en la industria automotriz?

Después de sentir cierta monotonía necesitaba nuevos retos.

Decidí cambiar a la sección de Diesel de Bosch.  Dejando los autos de carrera y dedicarme a trabajar para los carros de serie.

El primer proyecto fue para la marca Hummer, el cual se canceló porque la marca fue vendida y por ende desapareció. Parte de ese desarrollo sirvió para crear la plataforma de General Motors (GM).

hummer_peq industria automotriz

En este proyecto también trabajé en el controlador del motor. Esta vez no tenía encendido por ser para motores diesel, pero la complejidad del controlador aumentó porque había que considerar muchos aspectos relacionados con los carros de serie que no se aplican en el automovilismo deportivo.

Un ejemplo es el controlador de emisiones o el manejo de código de errores, diagnósticos, etc. Todo esto en Motorsports no existe.

Después de un año de trabajar en este proyecto, comencé a trabajar en la sección donde se hacía software para otros clientes de Bosch. Esto sucedió durante a crisis del 2008, cuando la industria automotriz fue seriamente afectada.

La empresa estaba buscando nuevos campos que resultaron ser los autos eléctricos y los autos híbridos.

Recién se habían terminado los primeros proyectos de serie de autos híbridos. El Volkswagen Touareg y el Porsche Cayenne en versión híbrida y mi equipo iba a comenzar a trabajar en el segundo proyecto de serie para el Peugeot 308 híbrido diesel.

touareg_peq industria automotriz
cayenne industria automotriz

En este proyecto aprendí sobre los inversores para motores eléctricos. Al trabajar con motores eléctricos habían muchas cosas en común con los proyectos anteriores como los diagnósticos y la comunicación. Pero habían otras cosas completamente nuevas para mí como el control de máquinas sincronas de magneto permanente.

Después de este proyecto fui coordinador de sistema del BMWi3 y VW Up, en donde la electrónica era todo de Bosch.

Trabajé 5 años en proyectos de autos híbridos y eléctricos.

Un gran reto dentro de mi carrera fue crear un sistema standard para clientes y proyectos de menor envergadura.

Cada vez que teníamos un nuevo prototipo debíamos hacer cambios repetitivos dentro del software. Esos cambios eran tediosos y generaban posibilidades de cometer errores humanos.

Esto me llevó a trabajar en un software estándar en el que se podían cambiar todos los parámetros que se decidían en la fase de diseño. Con ese sistema ganamos muchos clientes y oportunidades.

Desde ya casi un año estoy haciendo controladores para las cajas de velocidades de vehículos de serie. En este momento estamos diseñando un diferencial electrónico para Aston Martin.

Para un chico que quiere estudiar ingeniería electrónica porque le gustan los autos, ¿tiene que tener mucho conocimiento de motores y transmisiones? 

En absoluto.

Cuando comencé en la industria automotriz en Motorsports yo no tenía la más remota idea de cómo funcionaba un motor. Pero uno como ingeniero tiene ciertas bases en cuanto a física, mecánica y sobre todo cierta capacidad de abstracción. También con el tiempo uno va aprendiendo ciertos principios.

Una vez terminada tu maestría o posgrado, ¿qué tan complicado fue conseguir trabajo en Alemania siendo venezolano?

Yo soy 100% latinoamericano y no tengo parientes con pasaporte europeo. Tuve que hacer todo el papeleo una vez que tuve la admisión para hacer la maestría. Me presenté en el consulado Alemán y tramité visa de estudiante.

Luego tramité la visa para trabajar que estaba ligada a mi puesto de trabajo. Eso significaba que si perdía mi trabajo perdía mi visa de trabajo. La visa la tenía que renovar cada dos años.

Poco a poco fui ganando ciertas libertades. Como no estar obligado a permanecer en el mismo empleo y trabajar en diferentes empresas. En cuanto al hecho de conseguir trabajo, creo que tuve suerte de conocer al ingeniero italiano que te comenté anteriormente.

¿Cuál fue la fórmula para lograr tu éxito?

numeros_naranja_1 Una de razones fue conocer en profundidad el nicho tan específico donde no había mucha competencia.

numeros_naranja_2 El hecho de manejar el idioma también me abrió muchas puertas. Habían otros estudiantes de latinoamérica con mejores notas que yo pero al no hablar el idioma no recibían proyectos interesantes como los míos.

numeros_naranja_3 Socializar y tener buena comunicación es importantísimo. Esto te ayuda a conocer gente que en un futuro te puede abrir puertas.

¿Qué tipo de estudiante eras cuando estabas en la universidad?

Yo era estudiante promedio tirando para arriba. Creo que para trabajar en la industria automotriz no es necesario ser la cúspide del conocimiento.

Yo nunca fui una persona de teoría, sino de práctica.

Las materias que más me interesaban eran las que sabía que con ese conocimiento podía ver algo y no simplemente números sobre un papel.

Para poder hacer una carrera como esta se necesita cierta disciplina, perseverancia.

¿Pensaste alguna vez en dejar los estudios?

Sí, sobre todo al principio.

Pero parte de la satisfacción personal es haberme tenido que esforzar. También esta experiencia te crea cierto carácter y actitudes que luego son importantes en tu vida laboral.

Cuando uno trabaja tiene permanentemente grandes desafíos.

¿Qué puedes decir sobre la Universidad Simón Bolívar?

Es una universidad pública. En mi época había que rendir un examen de ingreso o admisión. El ambiente era muy competitivo, la vida académica era interesante e intensa.

Es reconfortante darse cuenta que los conocimientos adquiridos en la universidad eran de la misma calidad que tenía cualquier otro estudiante de Alemania. Estábamos todos al mismo nivel.

La universidad Simón Bolivar participa en muchos eventos automotrices como la Fórmula SAE. Aunque yo no participé en dicho evento porque no sabía como relacionar la electrónica con el funcionamiento de un carro, tenía un buen amigo participando y organizando la Fórmula SAE.

Para alguien que le gusta la electrónica y los autos, ¿hay algún tema particular que debería saber?

Conocer sobre sistemas de control, sistema operativos de tiempo real, arquitectura del computador y procesamiento de señales en general. Laboratorio y práctica.

Muchos de mis compañeros se orientaban únicamente a lo que nuestros profesores nos mostraban. Lo importante, si uno tiene una pasión, es investigar a un lado y por tu cuenta.

Tal vez ese trabajo de investigación no te va a servir para aprobar un examen pero estarás aprendiendo algo que te va a servir luego.

Si el estudiante de electrónica quiere trabajar en la industria automotriz, es importante que tenga ciertos conocimientos y conceptos de mecánica automotriz y cómo funciona un motor. Esto le va a permitir enfocarse en un tema.

Yo por ejemplo me especialicé en baja potencia y en los carros se utilizan altas potencias. Tuve que adquirir nuevos conocimientos. Conocer fundamentos del automóvil, sus componentes, qué clases de señales se trabajan ayuda a enfocarte.

Si crees que los carros eléctricos van a ser tu futuro, entonces te vas a concentrar en máquinas eléctricas. Si el auto de combustión es lo que te gusta entonces aprenderás más sobre las señales que se requieren para la inyección.

¿Cuál sería el próximo paso que te gustaría dar en tu carrera?

Me gusta mucho el tema de los autos autónomos. Hay mucho por hacer pero ya hoy hay una inmensa cantidad de sistemas que asisten al conductor y cada vez son más complejos.

¿Qué consejo darías a cualquier estudiante que quiere seguir tus pasos?

Yo creo que lo más importante es mantenerse enfocado. Si tienes una meta debes mantenerte constante y perseverar. Tienes que saber que el camino no va a ser fácil.

A veces habrán dudas pero si uno sabe lo que quiere ya tiene la mitad del camino recorrido.

Otros artículos relacionados:

Fotografía: Motor en Marcha, Sfoskett~commonswiki, M 93, OSX

Mario Patiño: Ingeniero Electrónico en la Industria Automotriz

Una Respuesta

  1. GRACIAS POR COMPARTIR TU EXPERIENCIA CON TODOS LOS QUE VISITAMOS LA PAGINA WEB DE MOTOR EN MARCHA MARIO , YO TAMBIEN SOY DE LA CIUDAD DE MARACAIBO . SOY INGENIERO ELECTRONICO Y ESTOY MUY INTERESADO EN REALIZAR UN MASTER EN INGENIERIA DE AUTOMOCION.

    Jorge Soto octubre 24, 2016 at 7:07 pm #

Deja un comentario