Sergio Rinland – Ingeniero de Fórmula 1 y Competición

Para lograr tus sueños como ingeniero de Fórmula 1 y competición es necesario pasión y dedicación.

Sergio Rinland nos cuenta cómo lo consiguió. Su determinación y excelente trabajo crearon las bases para lograr sus objetivos. 

Nacido en Buenos Aires, Sergio estudió ingeniería mecánica en la Universidad Nacional del Sur, Argentina. Su tesis fue un modelo matemático del sistema de suspensión de un vehículo y simulación computacional como también el diseño de un auto F2.

Sergio comenzó su profesión en Argentina bajo la F2 pero al poco tiempo su carrera lo llevó a mudarse a Inglaterra. Allí afrontó distintos retos profesionales como el diseño de Fórmula Ford 1600 y 2000. Poco después comenzaría su carrera como ingeniero de Fórmula 1 y competición.

Algunas de sus responsabilidades dentro de su carrera fueron: Chief Designer en Brabham F1 Team, Arrows Gran Prix y Sauber F1, Technical Director en Fondmetal F1 Team, Senior Composites Designer en Benetton F1 Ltd entre muchas otras actividades que comprenden Le Mans e Indianápolis.

Sergio es fundador y Managing Director de ASTAUTO Ltd, empresa que opera en el Reino Unido y que se dedica a diferentes disciplinas como diseño y desarrollo de autos y sus componentes, aerodinámica, dinámica de vehículos y análisis estructural.

Motor en Marcha: ¿Qué te llevó a estudiar Ingeniería Mecánica?

Sergio Rinland: La pasión por los autos

Equipo Brabham. Formula One World Championship, 1987.

MeM: ¿Tenías claro a qué te querías dedicar en ese entonces? ¿Era difícil en esa época trabajar en el diseño de automóviles?

SR: Sí, desde pequeño que llevo esta pasión y siempre supe lo quería hacer en mi vida. Soy afortunado por eso. Supongo que sí era difícil en aquel entonces trabajar en el diseño, porque en esa época las categorías no eran mono-marca y mucha gente se decidía a hacer sus propios automóviles y allí surgían las oportunidades.

MeM: ¿Tuviste alguien que te guiara o ayudara a tomar ciertas decisiones para tu carrera?

SR: No tuve ningún mentor, pero sí tuve gente que me ayudó a abrir puertas, entre ellos Orlando Ríos, Pedro Campo, Alberto Pilotto y Nestor Carbia en Argentina y Jeff Hazell en Inglaterra.

MeM: Cuando recién empezaste, ¿cuáles eran tus miedos e incertidumbres?

SR: Realmente no tenía ningún miedo. Sí, quizás, incertidumbre a veces al no poder conseguir los trabajos a los que aspiraba.

MeM: El comienzo de tu carrera coincidió con la época dorada del automovilismo en Argentina, ¿qué recuerdos tienes de esa época?

SR: Yo llegué al automovilismo argentino, como decís, en el pico de lo que fue Sport Prototipos, Fórmula 1 y Fórmula 2, que fue lo que me inspiró. Era fantástico y al mismo nivel que aquí o en EEUU. Pero cuando llegué a ser profesional sólo quedaba la Fórmula 2 y el TC2000 (1978-79), cosa que me empujó a pegar el salto.

MeM: Una vez en Inglaterra, participaste en muchísimos proyectos. ¿Qué proyectos te han generado los mayores retos? Puedes contarnos un poco de ellos

SR: Cada proyecto es un reto y una oportunidad. Los que más disfruté quizá fueron el Fondmetal que hicimos en mi empresa, los Brabham, cada uno de ellos, el Sauber y el Epsilon de Le Mans. Cada uno en su medida y por distintas razones.

El Fondmetal lo hicimos, desde el primer bosquejo a que el auto rodara por primera vez en Fiorano, en cuatro meses y eso incluye conseguir la oficina, amueblarla, conseguir la gente y ponerse a trabajar, fue increíble.

Fondmetal

Los Brabham eran un reto porque debí ocupar las botas de Ron Tauranac y Gordon Murray, casi nada!

Brabham

El Sauber fue un reto organizativo y de diseño. Tuve que re-organizar los departamentos de ingeniería y a la vez diseñar un automóvil competitivo, que lo logramos.

Sauber

El Epsilon fue un reto porque arranqué con un auto diseñado por otro y con muchos problemas y nos llevó hasta fin de temporada el ponerlo competitivo, muchísimo trabajo.

Epsilon

MeM: Migrar de tu país es un paso difícil, sin duda no es para cualquiera. ¿Cómo tomaste esa decisión?

SR: No fue fácil. En Argentina no había tantas oportunidades para diseñar autos y yo quería aprender y diseñar por lo que vi en Inglaterra una oportunidad para superarme. El plan original fue de venir por 5 años, y aquí estoy después de 35!

No siempre los planes que uno traza son los que de última se dan.

MeM: ¿Hay alguna etapa en el diseño de autos que más disfrutes? ¿Por qué?

SR: Quizá la etapa conceptual, cuando se delinean las características principales de un automóvil y como será. Es la parte más creativa. Luego es cuestión de plasmar las ideas en diseños, también creativas, calcularlas y simularlas para confirmar que el concepto ideado cumple con los requisitos del automóvil en cuestión.
dinamicavehiculo

MeM: ¿Es fácil cambiar de un área de trabajo a otra, por ejemplo pasar de motores a suspensiones? ¿O con lo que se empieza se sigue hasta el final?

Brabham BT56

Brabham BT56

SR: Hoy día es más difícil porque los equipos de trabajo son más grandes y la gente tiende a especializarse. Cuando yo empecé, afortunadamente no era así, teníamos que hacer todo, estructuras, suspensiones, cajas de cambio, instalación de motores y después ir a la pista! Con lo cual uno lograba una idea global del automóvil de carreras que hoy es más difícil que alguien logre. También porque no toda la gente joven tiene la paciencia de ‘hacer escuela’ en categorías menores, prefieren ir como ‘Junior’ directamente a F1, donde se los acepta y nutre. Por otro lado, ya casi no quedan categorías (son todas mono marca) donde un recién graduado pueda hacer experiencia en diseño y desarrollo.

MeM: ¿Cómo ves el mundo del diseño y desarrollo en Latinoamérica?

SR: El tema del diseño esta difícil en todos lados, no sólo en Latinoamérica, porque los promotores en los últimos 10 o 20 años han migrado las categorías a mono marca y con muchos controles, con lo que si no se consigue trabajo en las tres o cuatro fábricas que nutren esas categorías, es muy difícil hacer esa experiencia.

Una lástima realmente, pero ya la gente se empieza a dar cuenta y se están por venir cambios para volver a tener un automovilismo más sano donde se puedan desarrollar los ingenieros y pilotos del futuro.

The Williams Team. Brazilian Grand Prix, Rio de Janeiro, 23 March 1986

The Williams Team.
Brazilian Grand Prix, Rio de Janeiro, 23 March 1986

MeM: ¿Qué consejos le darías a un estudiante que es un apasionado de los autos?

SR: Que estudie y trabaje mucho. Como dijo Emile Zola:
‘El artista no es nada sin talento, pero el talento no es nada sin trabajo’.
Que trate de empezar de abajo, como hacen los pilotos, karting, Fórmula Renault, turismos, lo que sea para aprender de abajo y continuar estudiando y poniendo ideas en ‘papel’ o en la pantalla.

MeM: ¿Qué herramientas informáticas le recomendarías a los estudiantes de ingeniería mecánica? (programación, 3D, cálculo de fluidos)

SR: Que bajen programas del tipo ‘Open Source’ de CAD, CFD, FEA, Simulación y que aprendan MatLab para poder programar. Muy importante.

MeM: ¿Estás trabajando en algún proyecto del que puedas contarnos algo?

SR: Hace ya unos años que trabajo en proyectos de automóviles eléctricos e híbridos y estuve aplicando esos conocimientos en varios proyectos para Le Mans.

MeM: ¿Cuáles son tus libros de cabecera sobre ingeniería mecánica? ¿Alguno en particular que te haya cambiado la vida?

SR: No considero que ningún libro me haya cambiado la vida, pero los primeros que cayeron en mis manos fueron el Racing and Sports Car Chassis Design de Costin y Phipps y el ‘Dynamique des véhicules routiers’ de Charles Deutsch, que me marcaron en mi manera de pensar y diseñar.

Hoy día consulto mucho el Race Car Vehicle Dynamics de Milliken-Milliken y el Aerodynamics of Road vehicles de Hucho, además de leer cuanto libro cae en mis manos, así sean de historia o tecnología vinculados al automovilismo. Leer historia es importante para aprender que hicieron otros y a veces evitar cometer los mismos errores.

Descubre qué se necesita, al igual que Sergio, para llegar a ser ingeniero de Fórmula 1 y competición.

Orientarse correctamente y saber elegir el camino adecuado para tu carrera y alcanzar tus objetivos se puede lograr más fácilmente con el apoyo de un coach.

Si quieres saber qué leen los ingenieros profesionales, visita la página de RECURSOS. Ahí encontrarás material recomendado por los grandes ingenieros.

Son muchos los ingenieros que como tú, han estudiado en sus países de origen y han convertido su sueño de trabajar para grandes firmas internacionales en una realidad. Lee sus historias y aprende de sus experiencias.

Bájate "10 Razones"

Si te gusta, compártelo con tus amigos

Tags: , ,

No hay aún comentarios

Deja un comentario